[news] Global.- Una de las industrias más afectadas por COVID-19 y que tardarán mucho en volver a levantarse es la del Entretenimiento. 

Actualmente todos los eventos, conciertos, festivales, bares, antros, centros de consumo y entretenimiento están parados o cerrados y sin alguna ayuda por parte de gobiernos para poder prevalecer en el juego.

Según una investigación publicada por Ampere Analysis, la industria del entretenimiento sufrirá perdidas de hasta $160 MDD en los próximos cinco años, y la exhibición teatral y la publicidad serán las más afectadas.

La firma reveló:

“Si bien el mayor impacto se sentirá en 2020 y durante todo 2021, el crecimiento se reducirá cada año durante el período de pronóstico de cinco años”. 

La industria de la publicidad perderá $40 mil MDD en crecimiento de ingresos en 2020, seguido de $43 mil MDD en 2021, pero se recuperará en 2022, aunque por debajo de los niveles previstos anteriormente. Las estadísticas son igualmente sombrías para la industria de exhibiciones teatrales y más pequeñas, que perderá hasta $24.4 mil MDD en los próximos cinco años, experimentando un crecimiento de los ingresos del 11% por debajo de los pronósticos anteriores de Ampere.

Como era de esperar, debido a los largos períodos de tiempo dedicados a la cuarentena, los servicios de transmisión se convertirán en el principal beneficiario de la crisis, y se espera un aumento del 12% en los ingresos durante el período de cinco años. Ampere Analysis atribuye esto a:

“Un enorme aumento en el consumo de transmisión, live streaming y nuevas suscripciones, que benefician a la suscripciones de video, a la emisora ​​de video y otros servicios de actualización”. 

Pero no todo son malas noticias para la industria de la música; a largo plazo, la industria se duplicará en valor, según Goldman Sachs . Debido al crecimiento continuo de los servicios de transmisión de pago (Tidal, Spotify, Apple Music), nuevas oportunidades de licencias, desarrollos regulatorios positivos y, por supuesto, un hambre insaciable para que regresen los eventos en vivo, la empresa de banca de inversión proyecta que los ingresos mundiales de música alcanzarán los $142 mil MDD al final de la década, un 84% más en comparación con los ingresos de $77 mil MDD en 2019.

Si bien las previsiones son sombrías por ahora, hay una luz al final del túnel, especialmente para la industria de la música. Ya se espera que algunos festivales continúen tan pronto en los próximos meses, la recuperación podría ser más rápida de lo anticipado y esperemos que así sea. 

 

Compartir
  • 2
    Shares